CLUB ATLETAS CANINOS 2.0




Vaya al Contenido

Menu Principal:

Crónica del canitreking Senda Verde de Carnota

Atletas Caninos
Publicado por en Crónicas ·
En una tarde calurosa, muy calurosa, la ruta que nos esperaba era muy llevadera, fresca y bonita. La ruta contaba con varios puntos de agua para que nuestros peludos se refrescasen un poquito. Hemos pasado por caminos sombreados gracias a los enormes carballos (robles) hasta llegar a una zona en lo alto donde se percibían unas vistas preciosas de la playa de Carnota y donde teníamos una fuente con agua fresquita, así que nos tomamos un descansito antes de afrontar la bajada que nos levaría hasta el horreo de Carnota, que es donde finalizaba dicha ruta. mientras descansábamos , tuvimos la visita de la mamá de Sila (la mastín de Fernando)que tenía la intención de echarnos del sitio. Pronto nos dimos cuanta el por qué, pues detrás de ella venía un rebaño de cabras. Una pasada ver trabajar al mastín.
Una vez finalizada la ruta, y mientras Fernando se disponía a acercar a la gente a buscar los coches, el resto decidimos ir hasta la playa.
También realizamos el sorteo prometido y esta vez el afortunado ha sido Nacho que se ha llevado una correa de Cánidos Baloco de 1,2m.
Para ver El video PINCHA AQUÍ

Crónica de Leticia:
 
Hacer senderismo siempre es bueno y más cuando tienes un entorno tan privilegiado como Galicia. Esta vez, el club organizó una ruta de canitreking desde Lariño hasta Carnota, un total de 8 km aproximadamente.
Personalmente era la primera vez que hacía una ruta de este tipo con más gente y más perros, pero creo que la experiencia mereció la pena.
Salimos desde Lariño por una zona urbana para adentrarnos en una senda verde que discurría por la sombra, con fresquito y cruzando zonas de río para nuestros peludos.
Ya desde el principio íbamos subiendo, aunque la pendiente era llevadera.
De repente, oí a alguien que decía: "¡Ahora empieza la subida!" y yo pensé: "Pero... ¿qué hemos estado haciendo hasta ahora?".
Levanto la vista y ahí la veo, una pendiente de rocas (en la foto no se aprecia realmente lo que es) cuyo porcentaje me enteré después que era de un 20% más o menos.
Conseguí salir viva de esa pendiente del demonio y paramos a descansar un poco (mi perro y mis pulsaciones me lo agradecieron).
Cuando por fin legamos al punto más alto de la ruta entendí el porqué de tanto esfuerzo. ¡¡GALICIA ES MAGIA!!
Durante un rato largo fuimos paseando con estas magníficas vistas para, al poco, empezar a descender. Fue un descenso suave, por la sombra y rodeados de naturaleza.
Tanto Rex (mi peludo) como yo nos lo pasamos genial y para mí, esta es la mejor prueba de ello:
Cerca de 8 kilómetros en 2 horas y media, que acabó con una parada en el gran hórreo de Carnota (famoso por su longitud de 34,7 metros) y posterior paseo por la larguísima playa.
Nosotras tuvimos que marcharnos antes de ir a la playa, pero estamos deseando que llegue la siguiente para poder repetir.
 




Regreso al contenido | Regreso al menu principal <